SEO para imágenes: claves para optimizar el posicionamiento con imágenes

Quieres mejorar el posicionamiento SEO. Quieres y, además, lo necesitas. Lo sabes y lo sabemos. Sin embargo, hay un problema: son muchos los que también lo quieren. Hay otro problema: esta competencia no hace más que aumentar. ¿Qué podemos hacer al respecto? Aprovechar todas y cada una de las formas  a tu alcance para optimizar tu página web. Intuimos que quizás no los conozcas todos… ¿Sabías que a través de las imágenes también puedes mejorar el SEO? Por si la respuesta es negativa, procedemos a darte una breve lección sobre SEO para imágenes

¿Qué es el SEO?

Si eres un estudiante avanzado, sabrás responder a esta pregunta. Así que te recomendamos pasar a la siguiente. Pero si eres nuevo por este mundo, procedemos a responderte.

SEO es, básicamente, todo. SEO está, básicamente, en todas partes. El SEO, que también puede denominarse posicionamiento en buscadores u optimización de motores de búsqueda, es el proceso mediante el cual mejoramos la visibilidad de una página web en los resultados orgánicos (los que NO son de pago) de buscadores como Google. Si alguien pusiera en Google “SEO para imágenes” y saliera este post como primer resultado no estaría nada mal para nosotros, ¿verdad? Por ello el SEO importa, y mucho. Como muchas son también las acciones que se pueden hacer para mejorarlo. Pero hoy solo nos interesa una. La tienes en la siguiente pregunta.

¿Se puede hacer SEO para imágenes?

Si la respuesta fuera no, este post no tendría ningún sentido. Y nuestros posts siempre tienen mucho sentido así que… ¡claro que se puede! Y no solo eso, sino que DEBEMOS hacerlo. Recuerda lo que te comentamos al principio de la gran competencia que hay ahí fuera. Todos queremos que nuestra página aparezca la primera. Así que, ¡no desaprovechemos ninguna oportunidad! Muchos usuarios podrían realizar su búsqueda desde el apartado “imágenes” y, si hacemos bien los deberes, ahí aparecerá nuestra imagen con su link directo a nuestra web.

Pero… ¿cómo se hace?

La cosa no tiene mucha complicación. Plataformas como WordPress, además, te lo ponen más que fácil. Sin embargo, sí se exige prestar atención y dedicarles unos minutos a una serie de elementos de la imagen. ¿Qué elementos son estos? Te los enumeramos:

  • Nombre del archivo. Google sabe hacer muchas cosas, pero interpretar imágenes todavía no. Así que hay que ponerle las cosas fáciles. Y esto empieza con el nombre de la imagen. Tiene que ser corto y conciso pero descriptivo y específico a la vez. Estrújate el coco por incluir en él la (o las) palabra clave que hayas elegido. Y, tres trucos más: utiliza guiones para separar las palabras, evita la Ñ, acentos y demás caracteres “especiales” y no utilices “palabras vacías”, tales como las preposiciones. ¿Qué te resulta más apropiado para una imagen en este post? ¿IMG00355.jpg? o ¿mejorar-SEO-imagenes?
  • Texto Alternativo (Alt). Este texto es el que los buscadores utilizan para saber qué es lo que aparece en una imagen. También es el texto que se mostrará cuando la imagen no se carga. Por último, también es el texto que utilizarán los navegadores basados en voz para personas con deficiencias visuales. ¿Cómo debe ser este texto? Como el título: muy descriptivo y conciso, aunque en este caso puede ser más extenso. Y, como no, debe incluir las palabras clave.
  • Contexto. Una imagen, el 95% de las veces, irá acompañada de un texto. Pues es muy importante que la relación entre ambos sea estrecha. Cuanta más, mejor.
  • Tamaño de la imagen. Ralentizar la experiencia del usuario y el rastreo es negativo. Cargar imágenes pesadas es una causa de ello, así que éstas deberán ser lo más ligeras posibles. El tamaño depende de dos cosas: dimensiones y calidad. Juega con ambos. ¿Prefieres priorizar la calidad? Pues reduce su dimensión. ¿Prefieres priorizar su dimensión? Pues la calidad tendrá que ser menor. Los formatos que te recomendamos son JPEG, PNG y GIF.
  • Descripción larga. Para seguir mejorando el posicionamiento de la imagen, añade una descripción más detallada y extensa que el Texto Alternativo. De nuevo, incluye en ella tus palabras clave.
  • Etiqueta TITLE. Este es el texto que se mostrará cuando situemos el cursor encima de la foto. De nuevo, que sea descriptivo y contenga la palabra clave con la que te estás intentando posicionar.
  • Sitemap de imágenes. Un aspecto básico para la optimización es la indexación. Y una forma de aumentar las posibilidades de que las imágenes se indexen es generando un sitemap concreto para ellas. Se trata de un archivo que incluirá todas las URL, además de otros elementos, como el título o pie de foto. Pero, ¡tranquilo! Existen plugins que se encargarán de hacértelo. Si utilizas WordPress dos de ellos son Yoast o All in One SEO.
  • Consigue enlaces. Uno de nuestros últimos consejos para mejorar la visibilidad de tus imágenes es que te esfuerces en conseguir enlaces hacia la página que contiene la imagen o hacia la propia imagen. Si estos enlaces los incluyes sobre palabras clave, mejor que mejor. Pero, te advertimos: ¡no te dediques a linkar al tuntún! Google penaliza la creación de enlaces destinados a influir sobre sus resultados.
0

Dejar un comentario